viernes, 23 de mayo de 2008

TEMA 1: POLÌTICAS PÚBLICAS

POSTGRADO: GERENCIA PÚBLICA
CATEDRA: POLITICAS PÚBLICAS
PROF.: ALEXANDER BLANDIN
SECCIÓN: “E”





Integrantes:
Cruz, Denisse, C.I. Nº. 14.875.285
Jurado, Eylin, C.I. Nº 13.853.154
González, Roymar, C.I. Nº 14.018.351


INTRODUCCIÓN

Un tema trascendental tanto en la Ciencia Política como en la Administración Pública es el estudio de las Políticas Públicas, abarcando desde su planteamiento, análisis, evaluación y su posterior implementación. Para el desarrollo de cualquier País es indispensable contar con Instituciones realmente eficaces que sepan captar los problemas de los ciudadanos, a través de sus diferentes organizaciones, pero lo realmente eficaz y preponderante es resolver los problemas presentados con reformas que den solución y con Políticas Públicas muy bien implementadas.
En el presente trabajo nuestro propósito es dar a conocer que son, como se componen, quienes participan y como se evalúan las Políticas Públicas y conjuntamente hacer un análisis de dichas políticas con otros País latinoamericanos.
El desarrollo de un país va a depender solo si, tiene la capacidad estratégica y administrativa para implementar políticas que ayuden al desarrollo de la plena convivencia social, política y económica de los diversos actores que participan en la formación de un País, estamos hablando de los ciudadanos, instituciones, organizaciones y autoridades; solo esta plena convivencia dará la estabilidad en el sistema político, social y económico que por consecuencia habrá un impulso a un desarrollo suficiente para situar a los países en buena posición con respecto a sus competidores en el ámbito mundial.
Por tanto las políticas públicas son, sin duda alguna, la parte ejecutora de la Administración Pública, Políticas Públicas sanas, eficientes y que respondan a los problemas sociales darán como resultado un Estado con administración capaz de enfrentar con seguridad cualquier adversidad venidera.
En el año 2007 la Asamblea Nacional aprobó el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social para el lapso 2007-2013. El Plan fija las directrices generales de las políticas públicas, a partir de un modelo de desarrollo para la sociedad venezolana. El modelo se asienta en la búsqueda del equilibrio de los diversos factores y fuerzas que intervienen en el desarrollo nacional.

ORIGEN DE LAS POLÌTICAS PÚBLICAS

Antes de hablar de lo que se refiere a políticas públicas debemos hacer énfasis y dar una introducción a los procesos de gobernabilidad que tienen algunos países de América Latina, de aquí y gracias a la forma en cómo cada país gobierne es donde se da la necesidad de crear políticas públicas en cada nación y estas van a depender de las necesidades de cada una de ella, Los principales autores en el desarrollo científico de las políticas públicas son: Jean-Claude Thoenig y Vicenç Navarro, el problema de la gobernabilidad no es exclusivamente político, sino que obedece también a factores económicos, sociales, tecnológicos e internacionales estrechamente entremezclados, como es de esperar en el contexto de sociedades complejas crecientemente globalizadas. Estas se derivan de la percepción de que las profundas lecciones dejadas por los turbulentos decenios de 1970 y 1980, particularmente a los países latinoamericanos, apuntan, tal vez por primera vez durante todo el período de posguerra, a comprender la indisoluble vinculación que existe entre el crecimiento económico, la equidad social y la democracia, tres objetivos que se habían buscado en forma separada, de tal manera que los avances logrados en una dirección en desmedro de otros comprometían la gobernabilidad global de las instituciones democráticas.
En términos generales, las condiciones económicas e institucionales de la gobernabilidad de la democracia radican en (1) la prosperidad y el crecimiento con moderada inflación /o el desempeño económico; (2) una desigualdad en descenso/ o la capacidad de los gobiernos para manejar los graves problemas de la pobreza y la desigualdad, y (3) el grado de apoyo popular y de legitimidad ganados por los regímenes democráticos/ o la existencia de instituciones parlamentarias, tres factores a los cuales uno de estos dos ensayos agrega "un clima internacional favorable".
La gobernabilidad es lo que ha estado en juego en la ex Unión Soviética y en los países de Europa del Este después que renunciaran al sistema socialista y durante su transición hacia la democracia y el mercado. Es también lo que en menor medida ha ocurrido en estos años en varios países europeos, principalmente en Italia después de la reestructuración y el cambio de denominación e ideología de todos sus partidos, aunque en alguna medida también en Gran Bretaña a través del avance de la crítica laborista contra la herencia del tatcherismo; en Alemania donde los trabajadores han salido a la calle para restablecer los pactos sociales debilitados por el progreso de las políticas de austeridad fiscal, o en España donde el estrecho triunfo del PP y la inesperadamente alta votación del PSOE descartaron la imposición de una clara mayoría y revelaron una tensa pugna entre las anunciadas políticas de liberalización y el deseo de resguardar parte de la protección social del gobierno anterior, dificultando la configuración de un nuevo gobierno y obligándolo a transar gran parte de su acervo programático. Eso es también lo que ocurrió en América Latina en donde, considerando solamente a México y a los países sudamericanos, desde fines de los años 80 la mayoría de los gobiernos no terminaron normalmente su período, a partir del término anticipado del mandato del presidente Raúl Alfonsín en Argentina, la destitución de Carlos Andrés Pérez en Venezuela y de Fernando Collor de Melho en Brasil, la rebelión de Chiapas y el virtual exilio del ex-presidente Salinas de Gortari en México, el congelamiento de las instituciones políticas del Perú, la fuga del vicepresidente de Ecuador, la prolongada tensión e inestabilidad que vive el gobierno de Colombia, la pugna cívico-militar que ha surgido en el actual gobierno del Paraguay, y el cambio de gobierno en República Dominicana.
En función de la habilidad del gobierno y de los distintos sectores sociales para combinar adecuadamente en un período dado tres grandes aspiraciones que han calado profundamente en la cultura cívica de esta época: un crecimiento económico dinámico basado en el mercado, márgenes satisfactorios de equidad, igualdad de oportunidades y protección social, y grados crecientes de participación ciudadana en las decisiones políticas.
Desde una perspectiva liberal, la gobernabilidad de las instituciones democráticas depende fundamentalmente de la negociación y compensación entre los diversos intereses de los principales actores políticos y de su consiguiente capacidad para crear coaliciones estables de gobierno. Las negociaciones o acuerdos que permiten dar gobernabilidad a las instituciones democráticas giran en torno a un número limitado de preguntas planteadas a cada uno de los individuos que integran la sociedad o a un conjunto mayoritario o suficientemente significativo de ellos) qué alternativas se plantean en una situación determinada, qué consecuencias se derivarían de adoptar una u otra, y qué beneficios obtendrán los distintos individuos o grupos de dichas consecuencias? Una acción colectiva, si finalmente se produce, se basaría en la suma de las respuestas individuales a esas interrogantes, y las decisiones que adopta el gobierno, en la forma en que éste recibe, se representa o simula esas respuestas. Las distintas corrientes vinculadas a esta visión tendieron a converger en un amplio campo de análisis que de alguna manera giró en torno a la teoría del public choice (Easton, 1953; Colleman, 1966 y 1986; Downs, 1957 y 1967; Taylor, 1975, Shepsle y Weingast, 1987).
La calidad de un sistema político es evaluada de acuerdo con la capacidad de sus instituciones y políticas para lograr que el número de personas beneficiadas sea mayor que el de las perjudicadas, considerando sus preferencias individuales, de acuerdo con el principio de Pareto. El papel del gobierno y su capacidad para asegurar la gobernabilidad de las instituciones políticas depende de su habilidad para convertir las demandas individuales en acción colectiva o en políticas públicas construyendo coaliciones que satisfagan al mayor número de ciudadanos posible. Esa capacidad, a su vez, depende de tres condiciones consideradas por esta visión como exógenas al gobierno o, por lo menos, no susceptibles de ser alteradas por éste en el corto y mediano plazo las reglas que encuadran este proceso, el espectro de las demandas planteadas por los distintos actores sociales, y la forma en que las capacidades o los recursos políticos están distribuidos entre ellos (Becker y Stigler, 1967; Axelrod, 1984; Coase, 1994).
Todos los gobiernos deben de estar orientados y seguidos por un conjunto de valores, pautas, organizaciones, roles y reglas que han llegado a ser compartidas por la mayor parte de los miembros de una sociedad determinada a través de los procesos de comunicación, socialización y articulación de intereses que se cuentan entre las principales funciones del sistema político. A ello debe agregarse que la gobernabilidad es una situación que sólo se pone de manifiesto cuando surgen problemas, como de hecho ha ocurrido en estos años, por lo que sus amenazas reales constituyen la mejor pista para definir el fenómeno.
Comparando las causas de los problemas de gobernabilidad que han experimentado muchos países de diversas regiones del mundo en los últimos años, se llega a la conclusión de que un común denominador o por lo menos un fenómeno algunos de cuyos elementos constitutivos están presente en todos esos casos radica en el desequilibrio entre los resultados obtenidos por el gobierno en materia de crecimiento económico basado en el mercado, por una parte, equidad y protección social, por la otra, y una mayor participación en el proceso democrático. Esto es particularmente cierto en el caso de América Latina, debido a que la principal lección dejada por las dramáticas dificultades experimentadas durante las últimas décadas fue la de la inseparable vinculación existente entre crecimiento, equidad y democracia, tres objetivos que tradicionalmente habían sido procurados en forma separada.
Por otra parte el tratamiento de las políticas públicas, dentro del marco de las ciencias políticas exige la comprensión desde su aparición y desarrollo. En principio, la expansión de las políticas de las políticas públicas está asociada en el siglo XX al crecimiento del estilo de Estado denominado Welfare State, traducido al español con el nombre de Estado de Bienestar, pero en realidad se puede hacer coincidir la aparición de las políticas públicas con el Estado Bismarckiano cuando se estudia la posibilidad de extender la actividad del Estado a áreas donde su competencia era escasa o nula (originalmente la seguridad social). Esta simbiosis entre un tipo de actividad y un determinado tipo de Estado, hizo que la relación se estreche mas con el tiempo propiciando el estudio de las políticas dentro del enfoque de la Teoría del Estado.
En la década del 90 las políticas públicas aparecen altamente condicionadas por las denominadas Reformas de Primera y Segunda Generación. Las primeras estuvieron destinadas a la práctica del ajuste tratando de achicar el déficit fiscal y abriendo la economía al circuito internacional.

El papel de las políticas públicas
Los cambios reseñados anteriormente generan choques o ajustes entre las macro-políticas del gobierno y las micro demandas de la ciudadanía. Sin embargo, son éstas las que, aunque de manera parcial e imperfecta, configuran día a día la política pública, esto es, el espectro de preocupaciones y demandas que el estado debería reflejar en cada etapa convirtiéndolas en una agenda gubernamental. La gobernabilidad radica en la capacidad del gobierno para manejar satisfactoriamente esa agenda ciudadana sin llegar a situaciones críticas.
El contenido de las políticas pública en cada período es así el espejo de los factores esbozados más arriba y se convierte así en el elemento clave para analizar la gobernabilidad. Pero las políticas públicas es un hecho político que, al igual que todos los fenómenos históricos, rara vez se presenta meridianamente clara, sino que suele tener una considerable dosis de ambigüedad. Por eso su contenido debe ser permanentemente interpretado o reconstruido. Para subrayar que la existencia de una agenda clara es algo excepcional, se podría señalar que esta situación estuvo cerca de darse cuando los barones ingleses arrancaron por escrito al rey la Carta Magna en 1212, o cuando en la noche del 4 de agosto de 1789 la autoconvocada Asamblea Nacional de Francia abolió todos los privilegios que habían configurado el antiguo régimen y sentó las bases de un sistema político representativo del pueblo soberano. Por lo tanto, el elemento clave para apreciar el fenómeno de la gobernabilidad en cada etapa no es tanto el contenido cuanto la forma en que se construye la política pública, es decir, a partir de qué ésta es configurada.
En general en el mediano plazo, especialmente en una democracia, la política pública es construida por la sociedad. Sus demandas deben buscarse en las declaraciones de las autoridades que la representan, en las organizaciones políticas y sociales a través de las cuales aquella hace valer sus intereses, en los actores económicos y sociales relevantes que -especialmente en las sociedades actuales- pueden ser muy diversos, en las comunidades regionales o locales, y en los medios de comunicación. Esta enumeración, meramente ejemplificadora, podría considerarse inclusive ingenua. Porque quiénes son esas autoridades, organizaciones o actores, y a quiénes sirven los mensajes de los medios?. Sin embargo, todo intento de subordinar la definición de las fuentes de la agenda pública a conceptos construidos en el plano intelectual, introduce el peligro de mediatizar esas fuentes, privilegiar artificialmente algunas, y de supeditarlas a proyectos políticos o visiones ideológicas. Siempre es mejor identificar las fuentes a las que hay que acudir para reconstruir la agenda pública a través de una aproximación empírica, que seleccionadas intelectualmente, excluyendo algunas. Esto es particularmente debido a los avances, no perfectos, de los métodos de sondeo de opinión. Con todo, como generalmente los contenidos que surjan de la apelación a esas fuentes no son exhaustivos, e incluso son contradictorios, es necesario que el análisis tenga presente ciertas realidades que están en el fondo de la actividad política, social y ciudadana, que están reseñados en los tres frentes de cambios, de demandas y de ajuste que he sugerido, y en su trasfondo, la cultura cívica emergente.
Se han privilegiado aquí la transformación de la cultura cívica y sus principales tendencias, el aumento de la voluntad y las oportunidades de participación en los procesos decisorios, y la primacía del sujeto frente a las estructuras entre los rasgos centrales del tejido político que hoy día está en la base de la construcción de la agenda pública, tanto a nivel mundial como en nuestros países. Junto con proponer estas tendencias prioritarias, se formula la hipótesis de que ellas están configurando una trama políticosocial en que el estado está perdiendo peso relativo frente a la sociedad y al mercado, las instituciones frente a los actores, y en que éstos son más numerosos, diversificados y asertivos que en el pasado, con la probable excepción de las organizaciones sindicales y sociales de base.
Ese nuevo tejido social está caracterizado por cuotas mayores de complejidad, pluralismo, flexibilidad y propensión al cambio que en el pasado. Las relaciones entre el estado y el gobierno, su base económico-social, y los sistemas de representación simbólica y política de la sociedad son aún fundamentales, pero también más variadas, finas y estrechas que antes. Pero, por lo mismo, esas relaciones ya no se encuentran tan fuertemente basadas en unas estructuras de clase, pautas de movilidad social, alianzas de intereses, campos de conflicto y formas de representación de aquellos intereses, por lo demás exageradamente simples, fuertes, rígidos y dicotómicos, como los que prevalecían en los años 50 y 60.
Evaluar la gobernabilidad desde el punto de vista de la forma como se construye y maneja las políticas públicas, e interpretarla o reconstruirla a partir del estado actual de aquellas relaciones económicas, sociales y políticas, sigue siendo necesario. Hacerlo exclusivamente desde el punto de vista del publico choice y de las relaciones de mercado -desde un punto de vista racional, utilitarista y competitivo- como hoy está en boga, sería reduccionista y engañoso. Pero también sería inconducente a un análisis correcto, y no menos engañoso, analizar la trama económico-social, el espectro de actores que intervienen en ella, y sus intereses desde el ángulo de categorías que privilegiaban la construcción colectiva del sujeto, propias de otra época, que no reflejan la situación actual. Adoptar esta última posición equivaldría simplemente a no ser moderno, y la primera, a serlo en forma parcial y muy sesgada. La existencia de mecanismos reales adecuados de construcción de la agenda pública es la principal condición para que un gobierno impulse políticas correctas.
La historia muestra sin excepción que los países tienden a seguir una secuencia entre (1) el desarrollo de las profundas transformaciones económico-sociales, (2) el surgimiento de una nueva agenda pública, (3) el diseño de un nuevo conjunto de políticas públicas orientadas a manejar esas transformaciones y (4) la introducción de cambios en el sistema político, (5) la adecuación del estado a la formulación y aplicación de esas políticas.
Desde una perspectiva más amplia, cabe ilustrar esta afirmación destacando que, en el campo de la ciencia política, los análisis y la literatura más destacados durante los últimos diez o veinte años se apartan de los temas clásicos -regímenes políticos, sistemas electorales, partidos y grupos de presión- para focalizar en los problemas específicos de la sociedad y de la economía, y en las políticas necesarias para resolverlos.
Las políticas públicas surgen como el engranaje más relevante para promover y encauzar las demandas y transformaciones económico-sociales. Surge también como la principal fuente de presión para promover renovación de la actividad pública y la reforma del estado. Ellas cumplen este papel en cinco planos.
(a) Desde un punto de vista estratégico, relacionado con la definición del rumbo de las transformaciones anteriormente mencionadas, las políticas contribuyen a definir los temas que deben configurar la agenda pública en que éstas se reflejan, marcan las condiciones dentro de las cuales es posible desarrollar esas transformaciones, fijan los márgenes de maniobra de la sociedad a este respecto y revelan los grados de consenso o disenso que ésta muestra frente a aquellos temas.
(b) Desde un punto de vista institucional, las negociaciones, formulación y aplicación de las políticas muestran la configuración del poder en un momento y una sociedad determinada, particularmente tratándose de las estructuras, funciones, procedimientos y dinámica que caracterizan o condicionan la acción del estado.
(c) Desde un punto de vista político, ellas tienen la virtud, por esencia, de provocar el alineamiento de las posiciones y fuerzas que integran dicho espectro, sus grados de convergencia o de antagonismo, y sus posibilidades de conflicto o de alianzas.
(d) Desde el punto de vista de la sociedad civil, las políticas públicas en parte reflejan -y en parte determinan- los grados de diálogo que es posible desarrollar entre la sociedad y el gobierno, actúan como catalizador para la integración de intereses, y dan un contenido o signo real al concepto de representación.
(e) Desde un punto de vista valórico, las políticas públicas constituyen el instrumento social más apto -casi el único- para enfrentar a la comunidad y a las personas con sus verdaderos intereses, opciones y valores, focalizando en alternativas respecto de situaciones específicas, y no sólo en la competencia política global.

CIENCIA POLÌTICA:
Conocida también como politología es una ciencia social que desarrolla su campo de estudio tanto en la teoría como en la práctica política en sus diversas manifestaciones. Su objeto de estudio es la realidad política categoría analítica sobre la que el politólogo aplica todas las herramientas metodológicas hoy disponibles para describir, explicar y formular predicciones sobre los hechos y fenómenos políticos que la conforman. Encontramos formando parte de esta realidad política a: actores socializados (individuales o grupales); estructuras de mediación (partidos políticos y grupos de interés); normas formalizadas para la solución pacífica de los conflictos; normas no formalizadas pero aceptadas implícitamente; ideologías, doctrinas, valores, creencias y opiniones dominantes; instituciones (el Estado, la más importante); y desde luego el poder. La Politología, trascendiendo la descripción y la mera opinión, se orienta al conocimiento riguroso, sistemático y objetivo (avalorativo) de los hechos y fenómenos que conforman la realidad política. La ciencia política tiene en cuenta el comportamiento político efectivo y observable de las personas y las sociedades, así como de sus estructuras y procesos. Sus niveles de teorización son el descriptivo, el explicativo y el predictivo. Podemos definir, entonces, a la Ciencia política como la ciencia que estudia la realidad política tal cual es y no como debería ser.

DEFINICIÓN Y ALCANCE DE LAS POLÌTICAS PÚBLICAS
Las políticas públicas son la disciplina de la ciencia política que tiene por estudio la acción de las autoridades públicas en el seno de la sociedad, aunque en su diseño e implementación técnica confluyen otras disciplinas como la economía, la sociología e incluso la ingeniería y psicología. La pregunta central de las políticas públicas es: ¿qué producen quienes nos gobiernan, para lograr qué resultados, a través de qué medios, en un estado de derecho, las políticas públicas deben ser la traducción de las leyes de una determinada materia (regulación, educación, desarrollo social, salud, seguridad pública, infraestructura, comunicaciones, energía, agricultura, etc.). Éstas deben buscar el logro de los objetivos planteados en el documento de política pública.
Las principales áreas de alcances de las políticas públicas son:
· El desarrollo social
· La economía, la infraestructura carretera la y expansión de las vías generales de comunicación, de las telecomunicaciones, del desarrollo social, de la salud y de la seguridad pública, entre otras.
· Los planes de desarrollos anuales, quinquenales, etc.
· Los presupuestos anuales de los estados y las administraciones autonómicas y municipales
· La administración pública o sistema burocrático y sus planificaciones
· Los tratados internacionales y las declaraciones de principios de los estados individuales o unidos en agrupaciones regionales: Naciones Unidas, América Latina, Unión Europea, etc., con énfasis en la cohesión social y la gobernabilidad para desarrollos integrales o totales.

OBJETIVO DE LAS POLÌTICAS PUBLICAS
El objetivo de las políticas Públicas se ha desarrollado con la finalidad de la formulación y la implementación de programas públicos a nivel local-comunal, específicamente programas que incorporen, tanto en su gestación como en su desarrollo, la participación de los vecinos.
Por otra parte dentro de los objetivos de las teorías públicas podemos también señalar los siguientes, los cuales busca esquematizar las fases para tener un mejor control de las mismas
1) Teoría de las políticas públicas
2) Formulación e implementación de políticas públicas.3) Evaluación de políticas públicas.4) Alta gerencia.5) Reforma del Estado. Proyectos y experiencias.
CARACTERISTICAS DE LAS POLìTICAS PÚBLICAS
Las políticas públicas se caracterizan por tener los siguientes aspectos: La formulación de las políticas (está compuesta por el establecimiento de la agenda política, la definición de los problemas, la previsión, el establecimiento de objetivos y la selección de la opción.

IMPACTO DE LAS POLìTICAS PÚBLICAS
El impacto de las políticas públicas, puede medirse y verse de dos perspectivas, la parte positiva y negativa. Dentro de la parte positiva podemos destacar que el buen cumplimiento y ejecución de dichas políticas van a repercutir directamente en la mejora del colectivo de manera de lograr el bienestar común y mejores condiciones de vida para todos los ciudadanos.
Sin embargo la aplicación de manera inadecuada o la mala concepción de estas políticas también generan un gran descontrol a la colectividad, ya que estos acuerdos por ser concebidos a un nivel tan macro, la mala práctica afectan un gran número de personas por el alcance que tienen al momento de ser creadas

IMPORTANCIA DE LAS POLìTICAS PÚBLICAS
La participación ciudadana en las políticas públicas abre paso a un rol moderno del Estado, que genera igualdad de oportunidades y derechos, que sirve para construir sociedades más integradas, lo cual se constituye en la base de la nueva gobernabilidad y de la estabilidad de los países, pero, a la vez, la "participación ciudadana es clave en la formulación, ejecución y en el éxito de las políticas públicas".
Actualmente en un mundo vertiginoso y globalizado como el de hoy, los problemas son demasiado complejos y abrumadores como para resolverlos de manera individual. Las políticas públicas es una oportunidad, entonces, para unir a las personas en pro de resolver las trabas que les presenta la sociedad para ser felices. Cada país, cada pueblo, cada territorio tiene sus propias necesidades y lo importante es que establezcamos mecanismos o formas de abordar los problemas de manera colectiva, pero recordando que lo que queremos es resolver algún problema.

ANALISIS DE LAS POLÌTICAS PÚBLICAS
El punto de partida para el análisis lo constituye un enfoque o idea, que trate de analizar los factores que inciden en el desarrollo de dichas política a través de los diferentes estadios de sus procesos, es decir desde el inicio de su elaboración hasta su terminación.
Así pues nos encontramos que a la hora de analizar una política pública no se debe plantear como algo estricto y rígido de cómo debe elaborarse la misma, sino como una sistematización que permita plantarse las cuestiones con posibilidades de anticipación y previsión. Una política pública se redefine continuamente en su proceso de aplicación y puede estar sujeta a cambios en función de su rendimiento, pero si no se han previsto mecanismos para su evaluación y cambio, este será más difícil y se hará con menor capacidad de orientación.

DIFERENCIA ENTRE POLITIQUERÌA Y POLÌTICAS PÚBLICAS
La politiquería, es la corrupción de la actividad política, cuando el aparato estatal o el poder social son puestos al servicio de los intereses particulares, de grupos o de clases sociales. La comunidad cristiana puede verse envuelta, en virtud de los privilegios que recibe, por los mecanismos de la politiquería. A lo largo de la historia, la religión se ha prestado muchas veces a legitimar poderes autoritarios e injustos; hoy, sin embargo, es cada vez más principio de crítica y de deslegitimación, en función de una sociedad más abierta y más participativa. Las políticas públicas tienen una misión noble de consagración al interés nacional y al servicio a los demás, pero la politiquería es el aprovechamiento del poder para fines de enriquecimiento ilícito, intereses mezquinos o simple vanidad.
La politiquería carece de grandeza, de proyección histórica, de perspectivas ideológicas. Se desenvuelve en medio de la maquinación ruin, la vulgaridad, el mimetismo, las tránsfugas, la ausencia de ideas y la carencia de ideales. El altruismo de la política es suplantado por el egoísmo de la politiquería, la perspectiva histórica por la visión inmediatista de las cosas, la noble misión de servicio a la colectividad por el aprovechamiento personal. Sin ninguna meta, la politiquería sobrevive en medio de intrigas, maniobras y bajezas.
Con demasiada frecuencia, en el ámbito de su partido los politiqueros hacen todo lo contrario a lo que predican fuera de él. Señalan al gobierno de ser excluyente y ellos se creen los dueños del partido. Proclaman la democracia intervienen al partido en llavero para manipularlo a su antojo. Se oponen a la discrecionalidad de los funcionarios públicos y exigen transparencia, pero ellos no rinden cuentas ni se dejan registrar. Al gobierno le exigen participación y ellos la niegan al interior de su partido. Cuando se les reclama por sus actitudes argollitas, ellos responden que esos son reclamos “populistas”. Ante el pueblo se presentan como campeones de la lealtad y se van con el partido contrario en cuanto la brisa sopla en otra dirección.
Esta politiquería la podemos diferenciar de las políticas públicas ya que estas son una aproximación al estudio de la política que analiza el gobierno a la luz de los asuntos públicos más importantes, muy lejos de la realidad que se expresa en el termino de politiquería.

INSTITUCIONES PÚBLICAS POR SU COMPETENCIA
Ø Agricultura
Ø Ambiente
Ø Ciudadano
Ø Cultura
Ø Deporte
Ø Economía
Ø Educación
Ø Electoral
Ø Energía y Petróleo
Ø Finanzas
Ø Gobierno
Ø Industrias Básicas
Ø Infraestructura
Ø Interior y justicia
Ø Investigaciones
Ø Legislativo
Ø Medios
Ø Museo
Ø Petróleo
Ø Planificación y desarrollo
Ø Producción y Comercio
Ø Productos alimenticios
Ø Recursos Naturales
Ø Salud
Ø Tecnología
Ø Telecomunicaciones
Ø Trabajo
Ø Transporte
Ø Turismo
Ø Vivienda y Habitad

PLAN DE DESARROLLO ECONÒMICO Y SOCIAL
El Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación fue aprobado durante la realización de la sesión plenaria de la Asamblea Nacional, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 187 numeral 8 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
En este punto, el diputado Ricardo Sanguino como presidente de la Comisión Permanente de Finanzas le correspondió hacer la presentación del mencionado plan. En este sentido destacó que el mismo contempla cinco directrices y está orientado a profundizar los planes de asistencia a los sectores de menores recursos económicos.
Entre las directrices previstas en el Plan, el diputado Sanguino se refirió a la ética socialista, donde se establece la construcción de una estructura social incluyente. Un nuevo modelo social humanista y endógeno. Se persigue que todos vivamos en condiciones económicas dignas rumbo a lo que el libertador Simón Bolívar sostenía rumbo a la suprema felicidad social.
Insistió que la suprema felicidad social es una visión de largo plazo, que tiene como punto de partida la construcción de una estructura social y económica incluyente. “Donde todos vivamos en condiciones”.
La tercera directriz, está referida a la democracia protagónica revolucionaria, buscando la consolidación de la organización social de manera de poder transformar su debilidad individual en una fuerza colectiva, reforzando la independencia, la libertad y el poder originario del individuo. Los espacios públicos y privados se consideran complementarios y no separados como en la ideología liberal.
Explicó que la cuarta directriz tiene que ver con la nueva geopolítica nacional, la cual plantea una modificación de la estructura territorial del país y la articulación interna del aparato productivo a través de un modelo de desarrollo desconcentrado.
Concluyó informando que la quinta directriz tiene que ver con la nueva geopolítica internacional, es decir, la presencia de Venezuela en el mundo y su participación en la construcción de un mundo multipolar, lo cual implica la creación de nuevos polos de poder que signifique el quiebre de la hegemonía unipolar en la búsqueda de justicia social.











RELACIÓN ENTRE POLÌTICAS PÙBLICAS Y PROGRAMAS PÙBLICOS

Las políticas públicos y los programas públicos están íntimamente relacionados, ya que los programas van a depender de la política que se plantee, los programas públicos tiene como objetivo permitir el acceso de la población a las decisiones sobre los problemas que presenta su comunidad, mediante un espacio de cogestión, donde la colectividad y el municipio deciden juntos parte de las inversiones, buscando, democratizar y hacer más transparente la gestión municipal, ya que ellos permiten ir planteando interrogantes relativas a la formulación de políticas públicas y al papel que les cabe en ellas la participación ciudadana, prestando servicios sociales para la acumulación de capital humano, físico y social a individuos, familias y comunidades.
Las políticas públicas a través de los programas públicos buscan los medios para alcanzar el Desarrollo Social, donde las responsabilidad sean compartida, el Estado a través de sus políticas públicas juegan un papel esencial en los programas por ser la única institución de la sociedad con el poder soberano de redistribuir el ingreso. El principio de una política pública es la redistribución e igualdad de oportunidades y a su vez atender los problemas de transición exclusión y auxilio social, dichos programas abarcan problemas en el ámbito de salud, educación, seguridad, infraestructura, alimentación y empleo) orientadas a los sectores de la población más excluidos, en conclusión el objetivo principal es activar y orientar la recuperación y fortalecimiento de Venezuela y atender las necesidades sociales del país.



ELABORACIÓN DE PROGRAMAS PÚBLICOS

El proceso de elaboración de programas públicos, implica introducir organización, racionalidad, compatibilidad y coherencia a la acción que se pretende desplegar mediante la ejecución de los mismos. Este procedimiento permite revisar las posibilidades de realización, sistematización, programación y actuación, con criterios de eficacia operativa y eficiencia a fin de lograr que el conjunto de acciones respondan a las situaciones identificadas como insatisfactorias.
La elaboración de programas públicos involucra el manejo de las técnicas de planificación, para ello es necesario cumplir una serie de pautas que sirven para organizar las ideas, precisar los objetivos, establecer los cursos de acción, concretar un conjunto de actividades específicas y establecer criterios de evaluación.
El concepto de Programa hace referencia a “un conjunto organizado, coherente e integrado de actividades, servicios o procesos expresados en un conjunto de proyectos relacionados o coordinados entre sí y que son de similar naturaleza. Éste se desarrolla a través de la realización de acciones orientadas a alcanzar las metas y objetivos propuestos para un período determinado.

PREGUNTAS PARA ELABORAR UN PROGRAMA PÚBLICO



Cuadro Comparativos de Políticas Públicas de Estados Vs. otros Estados




CONCLUSIONES
Es necesario entender que no existe una sola buena fórmula, sino tenemos que adaptarnos a la circunstancia. Cada país, cada pueblo, cada territorio tiene sus propias necesidades y lo importante es que establezcamos mecanismos o formas de abordar los problemas de manera colectiva, pero recordando que queremos es resolver algún problema. A veces, da la sensación que nos olvidamos que queremos es resolver estos problemas o generar estos servicios o mejorar el bienestar de la gente y que nos importa más el propio proceso participativo, cuando éste es secundario. Es una forma, una ayuda, para conseguir un resultado concreto. Por lo que tenemos que ser capaces de decirle a la gente que, si participa, el resultado es aquel. Porque si sólo ve el proceso participativo sin resultados, puede que a la primera le interese, a la segunda lo vuelve a probar, pero a la tercera ya dice para lo que me sirve, no vengo.
La esencia en el estudio de las políticas públicas radica en la búsqueda de las mejores soluciones a los problemas colectivos. Todas las sociedades persiguen aumentar el nivel de vida de sus ciudadanos, educarlos mejor, garantizar su salud y seguridad, crear espacios aptos para el disfrute de la vida e infraestructura para el transporte y los demás servicios, si bien los países se califican como más desarrollados en la medida en que cumplan con estos y otros fines, ningún país alcanza soluciones totalmente satisfactorias a todos sus problemas. Las aspiraciones de los ciudadanos, además, son infinitas tan pronto se logra satisfacer las expectativas, surgen exigencias aún mayores.
Por tanto, las políticas públicas responden al perfeccionamiento y evolución de la sociedad en el proceso de construcción socialista, a través de acciónes propuestas por el gobierno para resolver una necesidad o problema social, que se asume vinculado a las condiciones histórico-concretas que lo generan y a los intereses sociales predominantes, en el que las medidas que se aplican persiguen el perfeccionamiento material y espiritual de la colectividad, en pos del creciente bienestar de la sociedad en su conjunto.
Las acciones de las políticas públicas deben ser tales que, además de brindar beneficios, involucren como entes activos a la mayoría de los distintos que refuerce los efectos positivos de las reformas económicas que se van desarrollando por parte del Estado. El conjunto de políticas públicas de las cuales necesita la política económica en su implementación constituye el fundamento de la política social. La cual desempeña un papel decisivo en el cumplimiento de los objetivos del socialismo, como un tipo de política pública global del gobierno que tiene que ver con el quehacer cotidiano y accesible de las personas y sus derechos sociales.
Por ultimo podemos decir que las políticas públicas son de gran importancia dado que son un conjunto de actividades de las instituciones de gobierno, actuando directamente o a través de agentes, y que van dirigidas a tener una influencia determinada sobre la vida de los ciudadanos, a su vez podemos decir que las políticas van de la mano con los programas públicos y a su vez están tipificados en el Plan de desarrollo Económico y social de la nación.
Ejemplos de Casos Prácticos, de cómo El Gobierno ejecuta los planes de la nación.

1.- Económico: Desarrollar la economía productiva

En el ámbito económico podemos mencionar que el Estado se ha basado en la diversificación de la economía, un caso particular que podemos mencionar fue la expropiación de la Hacienda La Marqueseña con la finalidad de distribuir estas tierras, a grupos de personas capaces de trabajarlas y sacarle un mejor provecho, de forma tal que se beneficien un mayor número de ciudadanos, enfocándose así en acciones colectivas, que distribuyen mejor los ingresos.


2.- Social: Alcanzar la equidad social

En este aspecto el Gobierno Nacional, ha puesto en práctica grandes esfuerzos a nivel de educación, con la implementación de las misiones educativas (Robinson, Rivas y Sucre), las cuales buscan una equidad, y participación total de todos los ciudadanos, de forma tal que no hayan exclusiones, y poder tener acceso a cualquier nivel de educación, de esta forma también se cumple con el derecho de educación plasmado en la constitución nacional.


3.- Político: Construir la Democracia Bolivariana.

En el plano político podemos citar como ejemplo, la creación de los llamados consejos comunales, los cuales buscan la participación protagónica de todos los ciudadanos, de forma tal de mejorar las comunidades que habitamos. En estos consejos comunales es importante mencionar que todos tenemos los mismos derechos, y que es el pueblo el que decide de forma directa, donde ejecutar los recursos.


4.- Internacional: Fortalecer la soberanía nacional y promover un mundo multipolar.

En este caso, el Gobierno se ha enfocado en la firma de acuerdos o convenios con distintas naciones, un ejemplo específico fueron los cuatro (4) convenios en materia energética firmados con Ecuador en materia de cooperación en el área de gas licuado, de petróleo y gas natural entre el Ministerio del Poder Popular para la Energía y Petróleo de Venezuela, y el Ministerio de Energía y Minas de Ecuador, con la finalidad de realizarse las evaluaciones técnicas, operacionales, financieras, legales que sean requeridas para definir la factibilidad de llevar a cabo proyectos en Ecuador en esta área, y las modalidades asociativas que serían utilizadas al efecto, tales como: empresas mixtas, alianzas estratégicas u otra modalidad de asociación permitida por los ordenamientos jurídicos de ambas partes.
REFERENCIAS ANOTADAS
Políticas Publicas Grupo 1

De acuerdo a lo expresado por Becker y Stigler, 1967; Axelrod, 1984; Coase, 1994), en la pagina seis podemos hacer énfasis a la importancia que debe tener las políticas públicas en la sociedad, esta debe enfocarse a ofrecer los mayores beneficios a la comunidad, tomando en cuenta las necesidades de los grupos de personas que conforman una sociedad. La habilidad, eficacia y eficiencia son tres aspectos fundamentales para la gobernabilidad de las instituciones públicas, que de estos aspectos va a depender en convertir una acción individual en acciones colectivas donde exista la participación protagónica de todos los ciudadanos. A su vez es importarte saber de prioridades y hacer determinar cuáles serian los proyectos a corto, mediano y largo plazo.
2. De acuerdo a lo formulado por Eugenio Lahera Consultor de la División de Desarrollo Social de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Realizó un estudio que formó parte del proyecto “Política y políticas públicas en los procesos de reforma en América Latina, este expreso lo relacionado a las características de las políticas públicas las cuales fueron plasmadas en nuestro trabajo en la página 14, estas se refieren a todos aquellos aspectos que deben englobar una buena política pública tomando en cuenta aspectos importantes como lo son, que es lo que se desea hacer, es decir, para que y a quien va dirigido la política pública, costos, beneficios social, y prioridades.
Lo expresado por Easton, 1953; Colleman, 1966 y 1986; Downs, 1957 y 1967; Taylor, 1975, Shepsle y Weingast, 1987), en las páginas 6 y 7 ellos expresan un poco más de lo plasmado en las referencias anotadas anteriores, para el desarrollo de políticas públicas deben realizarse una serie de preguntas a los individuos que conforman una sociedad , para que de estas manera los resultados arrojados permita realizar las negociaciones y acuerdos que favorezcan la gobernabilidad y fundamenten las políticas públicas, para ellos debe existir un acción colectiva , todos estos aspectos giraron en torno a la teoría del public choice, que se refiere unificación de la economía con la política a través del estado.

3 comentarios:

Oswaldo Pacheco dijo...

Las Políticas Publicas en la practica persiguen satisfacer necesidades del conjunto de una sociedad, esto hace de las políticas Publicas algo tremendamente complejo ya que las necesidades de la sociedad son múltiples y tienes al igual múltiples formas de resolución, cuestión que exige del gerente publico encargado de definirla tener mucha claridad política y mucha sensibilidad social para ejecutar la política mas acorde con las necesidades de la población. En consecuencia la inversión social no puede estar en función de las capacidades de un contratista, ni de los antojos de los dirigentes políticos y comunitarios.
Por lo tanto la evaluación de una política publica no puede basarse solo en los montos invertidos, ni en el numero de obras y beneficios entregados, sino por las necesidades satisfechas, o mejor dicho es necesario construir indicadores que en este caso se llaman satisfactores para determinar el nivel de éxito o no de una política, estos satisfactores son relativos porque varían para la misma necesidad según un conjunto de condiciones que están presentes en diferentes sectores sociales y geográficos, también son muy dinámicos ya que la satisfacción de un problema social dispara otro nivel de satisfacción mas alto.
Esto plantea un doble reto. Por un lado evaluar la medida en que avanza la resolución de los problemas derivados de la situación de insatisfacción, en otras palabras más allá de del número de obras o servicios prestados, se trata de medir sus resultados. Por ejemplo, más allá del dinero invertido en el sector salud y del número de ambulatorios construidos nos interesa medir la disminución de las morbilidades.
Por otro lado, la permanente insatisfacción de las necesidades nos conduce a conceptualizar soluciones de altísima calidad. No podemos pensar “POBRE” para quien mas necesita. Una forma de medir una política publica exitosa es por la calidad de las soluciones ofrecidas y que a su vez estas se conviertan en lugares de encuentro de clases sociales. Una escuela, un espacio recreativo, un ambulatorio, un centro de abastecimiento de alimentos, un vehiculo, una vivienda, un servicio de transporte, un hospital que sea utilizado o desee ser utilizado por personas de distintos estratos sociales es un indicador de que esa política va por buen camino. Los servicios públicos y sociales deben servir para promover el encuentro de personas, no para marcar diferencias entre ellas.
Oswaldo Pacheco

JULIO dijo...

Ciertamente los estados tienden a buscar sin excepción las transformaciones que les permitan mejorar su agenda pública y que va en pro de su desarrollo socio-económico, estos cambio que se buscan están concebidos dentro de las políticas publicas y orientados a transformar el diseño o los viejos modelos aplicados en el sistema político y la adecuaciòn de los países.

Surgen para promover y orientar las demandas económico-sociales y también como manera de presionar la renovación de la actividad publica y la reforma del estado, como objetivo principal se encuentra la implementación de programas públicos que se incorporen desde su creación y desarrollo que ayuden a coadyuvar las necesidades individuales y colectivas de la sociedad, que puedan ser esquematizadas y sirvan de control en todas sus fases, como son la implementación, evaluación y la misma reforma del estado.

La historia nos muestra como los países en la búsqueda de mejorar la condición de vida de sus ciudadanos, plantean entonces desarrollar nuevas políticas que den profundas transformaciones desde lo económico, social y cultural que garanticen la equidad y el bienestar colectivo, y que permita la participación e integración de los actores responsables de accionar los cambios en el sistema político, es el engranaje mas relevante para encausar las demandas y cambios necesarios dentro de la actividad publica.

Las políticas publicas vista desde una concepción científica, social y como ciencia política cuya finalidad es la ejecución de directrices que ayuden a solucionar conflictos públicos, individuales, colectivos o grupales se vincula como instrumento social para enfrentar la sociedad con sus verdaderos valores e intereses para lograr el equilibrio mancomunado de un a sociedad, debemos preguntarnos entonces ¿como lograr alcanzar estos resultados, y a través de que medio lograrlo en un estado de derecho?.
Julio González

rosa dijo...

Las políticas públicas son la disciplina de la ciencia política que tiene por estudio la acción de las autoridades públicas en el seno de la sociedad, aunque en su diseño e implementación técnica confluyen otras disciplinas como la economía, la sociología e incluso la ingeniería y psicología. La pregunta central de las políticas públicas es: ¿qué producen quienes nos gobiernan, para lograr qué resultados, a través de qué medios?
En un estado de derecho, las políticas públicas deben ser la traducción de las leyes de una determinada materia (regulación, educación, desarrollo social, salud, seguridad pública, infraestructura, comunicaciones, energía, agricultura, etc.). Éstas deben buscar el logro de los objetivos planteados.
Las principales áreas de análisis de las políticas públicas son:
• El desarrollo social
• La economía, la infraestructura (carretera la y expansión de las vías generales de comunicación), las telecomunicaciones, del desarrollo social, de la salud y de la seguridad pública, etc.
• Los planes de desarrollo anuales
• Los presupuestos anuales de los estados y el optimo desempeño de las administraciones estadales
• La administración pública y sus planificaciones, entre otros.
Sus demandas deben buscarse no sólo en las declaraciones de las autoridades que las representan, sino también en el análisis y estudio las comunidades regionales y locales a fin de poder detectar necesidades reales, para así, satisfacer ampliamente problemáticas existentes, a fin de contribuir al logro del bienestar común y por ende mejores condiciones de vida para todos los venezolanos.
Rosa Guerra